Uncategorized

Sé un emprendedor visionario y cauteloso que identifica sus mejores opciones financieras con antelación

El arte de las finanzas dentro de un negocio no consiste solamente en saber obtener un amplio margen de ganancias y reducir los costos.

Implica también el saber invertir y manejar adecuadamente los diversos tipos de préstamos para emprendedores que, por supuesto, valen la pena considerarlos para pensar en ampliar tu negocio.

Sabemos que el dinero hace que el negocio funcione como lo hace para el mundo y eso es seguro.

Resultado de imagen para prestamos a emprendedores

Esto significa que cualquier propietario de un negocio que sepa cómo administrar un crédito comercial y su flujo de efectivo tiene un 50 por ciento de posibilidades de alcanzar el éxito empresarial.

Pues bien, el arte de solicitar un crédito implica contar con todo un plan de acción y de negocios que justifique la solicitud y tengas a bien cómo lograrás cubrir el pago de lo prestado sin que esto implique sacrificar nada en tu empresa.

Para ello es necesario que como emprendedor desarrolles ciertas habilidades para que esta tarea la juegues a tu favor y no te desgastes durante el tiempo que dure el préstamo.

Aquí algunas sugerencia a trabajar:

a) Un buen emprendedor planea las cosas por adelantado

Si eres emprendedor es porque de alguna forma visualizaste lo que tienes y también hacia donde vas y todo eso está muy bien.

La idea aquí es que no te olvides de este punto: para que puedas disfrutar el éxito en cualquier negocio, siempre debes planificar financieramente por adelantado.

Esto incluye el saber cuándo es el momento en que tu empresa necesitará un préstamo y cómo se obtendrá.

Tener un plan de este tipo realmente te ayudará a elegir la fuente de préstamos más barata cuando llegue el momento, de lo contrario, podrías terminar recibiendo efectivo de una fuente que puede ser la más cara de la historia.

Si recién estás comenzando tu negocio, en primer lugar, debes establecer una buena relación de trabajo con los proveedores.

Esto realmente te ayudará a obtener artículos a crédito, vender y luego pagar a los vendedores.

Esta podría ser una forma más fácil que obtener un préstamo comercial de un préstamo tradicional.

Y de hecho, este tipo de acciones es lo que cualquier propietario de un negocio experto en crédito hace a diario.

b) Un buen emprendedor piensa en situaciones y alternativas

Como propietario de un negocio, hay momentos en que las finanzas de tu negocio están atascadas y esto requiere una ejecución externa que apoye a tus finanzas.

Por lo tanto, cualquier propietario de un negocio siempre debe estar preparado para esos tiempos difíciles y siempre debe tener alternativas para resolver el problema, como con una renta de autos cdmx.

El error más común que cometen muchas personas es no tener alternativas antes de que surja el problema, simplemente caen en una solución rápida.

Esto es peligroso y puede dañar tu negocio después de un tiempo.

Resultado de imagen para prestamos a emprendedores

Entonces piensa por adelantado en tus posibles alternativas sobre las formas más baratas que puedes usar para obtener dinero en donde no necesariamente sea a través de un préstamo bancario tradicional.

Puedes arrendar tu equipo, tratar de ahorrar dinero en efectivo dentro del negocio o buscar fuentes alternativas de financiamiento que sean mucho más baratos.

Sé un observador e identifica las opciones desde mucho antes pensando en resolver ciertos problemas financieros en caso de que sucedan.

Reconociendo mis propios sentidos

Era temprano, las luces del nuevo día apenas empezaban a apoderarse de mi cuarto, había sido una noche incómoda, los sueños no me daban tregua ante el estrés del día, el descanso era un concepto con el que hacía meses yo había dejado de estar familiarizada.

Tratando de despertar por completo, sentí una vibración debajo de mi almohada, mi celular, el eterno compañero, el amigo fiel de los nuevos tiempos hacía su entrada triunfal en mi mañana de una manera bastante golpeada.

Contesté era mi mamá, cosa poco común en estos tiempos en los que toda la comunicación es binaria.

“Murió la tía Lupe”

De pronto cientos de recuerdos de mi infancia vinieron a la mente; el olor de los desayunos que nos preparaba en las mañanas cuando íbamos a visitarla mientras el clarín nos daba los buenos días con su hermoso canto, los llamados a la cocina, esa cocina enorme, propia de una casona antigua en un pueblo mexicano, en donde aprendí la sazón que ninguna página de recetas nos pude dar hoy en día.

“Vamos a ir a su funeral al rato, te vemos allá”

Llamada al trabajo, no voy a presentarme, situación personal.

Salto fuera de la cama, el frío me recuerda que no estoy soñando.

No me costó trabajo encontrar ropa negra, adecuada para un funeral; buena parte de mi clóset es negra.

Me visto, busco en mi celular “corridas de camión Acámbaro Guanajuato”

Resultados, salidas, precios.

Salgo de casa, me dirijo a la central. Sola.

La gente suele ser amable cuando ven a una persona sola.

Subir al camión, me esperan 4 horas de viaje, películas malas en las pantallas, demasiado movimiento para leer.

La ventanilla del camión me regala paisajes incomparables con cualquier película o fotografía, me dediqué unas horas a pensar qué es eso tan intimidante que tiene la muerte que al segundo en que se aparece en nuestro horizonte, nos descoloca y nos hace pensar en todo lo que hemos hecho, dicho, qué tanto hemos disfrutado las cosas que nos han pasado, y sobre todo, qué tanto hemos sido capaces de reconocer cuando un momento sencillo de la vida es algo hermoso que siempre se va a quedar en nuestra mente.

Cada vez me acerco más y conforme voy avanzando voy reconociendo los viejos sitios en los que se forjó el camino de mi infancia, los pueblos aledaños a los que íbamos a probar los antojitos, el pan de Acámbaro…

Finalmente recordé que lo verdaderamente importante es tener la conciencia de quién somos, disfrutar los tiempos sin importar que sean buenos, malos, pesados.. un día solo nos despertamos para ya no estar.